Etiquetas

, , , , , ,

Ante el modo de como se está realizando la reforma sanitaria, existe un alto descontento que intentaré analizar, pese al malestar y enfado personal.

Antiguamente en la dictadura Franquista surgió el lema “España es diferente”.

¡Cuánta razón había¡. El hecho de no pasar la guillotina los pirineos, perpetuo una filosofía de vida de lacayos sumisos y señores dominantes.

Actualmente Catalunya, es uno de los motores filosóficos y económicos de la península Ibérica y de España, pero sigue enclaustrada en la misma filosofía previa a la revolución francesa.

Bajo la justificación de la crisis económica, en vez de depurar responsabilidades de quienes han gestionado mal la economía sanitaria, se persigue y castiga al afectado por estar enfermo. Recordemos que son los gestores del dinero público, los siguen dando las cotas de poder a los que se convirtieron en “los destrolers” de la sanidad, que bajo la protección de  los partidos políticos y supuestamente nutriéndolos económicamente, han destruido la herencia de la sanidad pública Española que garantizaba un sistema de protección sanitaria a todos los ciudadanos.

La reforma sanitaria, es una acción muy seria y grave.  Desgraciadamente los sindicatos denominados de clase, mantenidos por cuotas gubernamentales, desde su inicio se doblegaron fácilmente bajo la falsa justificación de la crisis sin pedir y exigir las debidas responsabilidades. Posiblemente es el precio impuesto a los liberados que ostentan el factico poder sindical codo con codo con la patronal, a cambio de prebendas. !Solo actitudes testimoniales¡.

Como toda norma existe la excepción, encontramos que en el Hospital de Sant Pau, de Barcelona, cual reducto de “Asterix” contra el imperio Romano, (entidad en la que los sindicatos de clase no ostentan la mayoría), se han revelado ante la firma de perdidas sociales y profesionales propuestas por el gobierno, salvaguardando así no solo los intereses de los trabajadores, sino también la de los cerca 400.000 usuarios de su área de influencia. El resultado es que se han destapado unas supuestas corrupciones, mediante los sindicatos profesionales de médicos y enfermeras y que la justicia esta investigando con encausados.

 ¿Por qué se han silenciado motivos homogéneos en los otros centros sanitarios públicos si son los mismos gestores impuestos por los mismos partidos, los que  migran de uno a otro centro, según el resultado de las elecciones?

El sistema de fundaciones, Institutos y otras formas de gestión permiten realizar “arquitecturas administrativas” cuestionables y supuestamente fraudulentas, al menos para evadir impuestos. Se conocen, pero no se investigan.

Ahora ante la “vergüenza” de lo ocurrido en Sant Pau se ha dado prisas el gobierno en remodelar las formas de estructuración de las fundaciones. Veremos si es a bien del heraldo público o al de los partidos políticos.

Hoy inicia un nuevo expolio a la ciudadanía más afectada, los enfermos.

El precio de 1 €, por receta. Dicen que es para proteger el actual sistema sanitario de depravados, que a modo de club o deporte consumen medicamentos, recetados y controlados por su médico de referencia, por un cuadro clínico validado.

Recordemos que el sistema sanitario español se sustenta de las aportaciones de las nóminas que mensualmente ya tienen un porcentaje de descuento, más lo que se aporte mediante hacienda. Pero en Catalunya, se le añade un céntimo de euro, sobrecargado al carburante. Reducciones de servicios sanitarios y actualmente el nuevo recargo sobre el medicamento.

No es la solución al problema, al contrario lo agravará más. Es una visión torpe e ignorante plantear que el conflicto esta en los usuarios. Es el modelo que no ejerce prevención y cuidado de la salud y se centra en la curación, en vez de  dirigirse a la medicina preventiva y educacional, al margen del control de los gestores.

Las decisiones actuales, tan solo el inicio de un mayor conflicto, pues todo ello no va a finalizar aquí, sino que se le añadirá las cargas estatales que determine el “imperio”, perdón el gobierno Español. Nada va a cambiar si no se depuran y exigen responsabilidades a los gestores fraudulentos y siguen manteniéndolos en las mismas cotas de poder y carnet político mediante trasvases de cargos y entidades a “gobernar”.

¡La dictadura franquista sigue perpetuada aún en este país, independientemente del color del partido gobernante¡

Si existe pobreza, es de rigor que se reparta y cada uno asuma lo que deba asumir, pero cuando un gerente y unos gestores de un hospital público, puestos a dedo por los propios políticos en el poder,  cobran más que el propio presidente de la Generalitat y que los consejeros del gobierno.

Cuando se permite, a sabiendas, que los mismos individuos cobran del heraldo público, múltiples salarios por ostenten cargos  idénticos, que se han creado  horizontalmente entre los organismos gestores de los centros, estructurados  como si fueran empresas distintas (fundaciones, institutos etc.), es que algo malo ocurre en el control de la administración o algo se esconde.

Los afectados de SSC, una vez más se verán afectados por estas decisiones.

Son una población de enfermos que ya realizan el copago desde siempre, puesto que no son reconocidos por el sistema sanitario, a pesar de lo que diga la OMS, ni se invierte dinero en investigaciones.

Ya comente en artículos anteriores los conflictos en los que nos podíamos encontrar.

Pues ya se ha iniciado el proceso, la disolución y dispersión de las historias clínicas  es un hecho, pago por medicamentos ineficaces, derivados los pacientes a una mayoría de profesionales analfabetos en el tema, aumento de población afectada y con edades muy precoces, con una “mirada hacia otro lado” de los profesionales que los atienden. Los profesionales de la salud, al margen de la atención que deberian prestar, son la pieza clave de la formación e información de estas patologías a sus colegas y a los políticos que gestionan el país.

No hay que esperar justicias divinas, es preciso plantearnos los simples humanos afectados que inicialmente se cumplan las leyes.

No hay que dejar a los endiosados de cartón piedra actuales en sus púlpitos de lado. Hay que afrontar de una vez por todas que les exigimos responsabilidades y respeto, a todos los niveles, tanto en la atención sanitaria al igual que cualquier enfermo crónico, como en que las investigaciones que se realizan con dinero público sean de calidad y con criterios no personalistas, puesto que si no cambian las cosas y el modelo asistencial solo nos va a quedar una sola salida. Seguir muriendo en vida o el que económicamente pueda salir al extranjero.

Ya no podemos seguir lamiéndonos las heridas y lloriquear lo mal que estamos, debemos pasar a la acción, estamos solos y solo dependeremos de nosotros y de nuestros actos.

  • Neguemonos a pagar,
  • Planteémonos el depositar dicho euro en una cuenta notarial hasta que no se depuren responsabilidades.
  • Mostremos el  descontento y el desacuerdo globalmente.
  • Demandemos al gobierno por el trato discriminatorio y vulneración de datos.

Que sean los tribunales internacionales quienes se pronuncien sobre la legalidad o abuso de poder del gobierno y como se  han subvencionado los partidos políticos españoles, mientras retengamos el impuesto.

Anuncios