Etiquetas

, , ,

La pared intestinal fisiológica forma una barrera mecánica, mediante:

1-s2.0-S0214916811002932-gr4

  •   Las uniones intercelulares
  •   Barrera inmunológica
  •   Flora bacteriana
  •   El eje hígado-intestino

La alteración de cualquiera de estos componentes podría ser el responsable del paso de toxinas del tracto digestivo al sistema circulatorio y a espacios intersticiales. El fracaso de la barrera se manifiesta por deterioro en la absorción de nutrientes, alteración de la respuesta inmune intestinal.

La membrana intestinal, al estar en contacto con el medio ambiente de la luz intestinal, tiene una doble funcionalidad:

a)      Como barrera que evita la penetración de las noxas externas (bacterias o fragmentos de las mismas, antígenos de diverso origen, agentes carcinogénicos, etc.)

b)      Como membrana de absorción específica desustancias fundamentales (nutrientes, agua, electrolitos, vitaminas, etc.)

El transporte de macromoléculas a través de la mucosa intestinal  tiene lugar por diferentes vías:

Vía transcelular

  •  Endocitosis activa mediada por receptores (3-OMG)
  •  Endocitosis pasiva mediada por receptores (D-xylosa)
  •  Penetración pasiva a través del entericito (Rhamnosa)

Vía paracelular

  • Paso a través de las uniones intercelulares (tight juntions) (Lactulosa, Melibiosa)

Yeyuno normas inflamado

Una característica común en la mayoría de las enfermedades de sensibilización central SSC, en periodos iniciales aún encubiertos de la enfermedad, antes de manifestarse abiertamente y ser diagnosticadas, es la parición de cuadros clínicos de Síndrome de Intestino Permeable SIP, que suelen ser confundidos o superponibles a diagnósticos de Síndrome de Intestino Irritable SII (colon irritable) por profesionales no expertos en la materia, los cuales al no poder justificar las causas del cuadro clinico, lo otorgan a las alteraciones del caracter,las cuales tambien son manifiestaciones silentes, causadas por el daño intestinal.

Es por este motivo que muchos enfermos, ante el desconocimiento de las enfermedades de SSC por parte de la mayoría de los profesionales, son etiquetados y tratados erróneamente como afectados de SII y con estrategias psicológicas.

Estudios recientes apoyan teorías ya establecidas en el año 2003, que relacionaban cuadros de inflamación crónica en el tejido del intestino, como la puerta de entrada de toxinas, las cuales formarían una concatenación de hechos nocivos, tipo “efecto fichas de dominó”, arrastrando en su caída, entre otros, el sistema inmunológico y el sistema nervioso central.

El trabajo publicado en 2008 de Luciana Laroca y col. El lenguaje químico de la interacción inmune-neuroendócrina, ilustra la actuación del SNC ante la respuesta inflamatoria

La causa más probable, según esta teoría, sería por la actuación de determinados agentes bacterianos intestinales que liberan  lipopolisacáridos de un modo exagerado e incontrolado.

Los lipopolisacáridos (LPS) constituyen el antígeno O y la endotoxina de  las bacterias Gram-negativas. Están localizados en la membrana externa de la envoltura celular bacteriana y juegan un papel muy importante en la patogénesis de las infecciones bacterianas y conocidas como causantes de procesos inflamatorios.

Los intestinos, contienen una gran variedad de bacterias que ayudan a la digestión y al metabolismo, pero todas ellas deben permanecer en el interior del estomago y del resto del tracto digestivo,  siendo a diferentes niveles cepas determinadas  en equilibrio con su habitad adecuado.

El Dr. Kenny De Meirleir, mantiene la teoría del papel que juega las moléculas procedentes de diferentes agentes infecciosos intestinales, denominadas Lipopolisacáridos (LPS)  y que están descritos como causantes de procesos de respuestas inflamatorias con afectaciones inmunológicas, como ocurre, según sus determinaciones, en la enfermedad de la EM/SFC.

Las LPS, juegan un papel destacable en cuanto a la acción sobre la permeabilidad de las paredes del tracto digestivo. Los estudios de K. de Meirleir, en las que encontró una cantidad extremada de tres tipos de bacterias en pacientes de EM/SFC, así lo constata tambien el estudio realizado por el Dr. Henry Butt, de la Universidad de Melbourne, (Australia)  que relaciona a tipos o familias de bacterias, las mismas a las que se refiere de Meirleir en sus publicaciones:

  • Enterococos,
  • Estreptococos
  • Prevotella.

Otros autores, han vinculado a otros agentes al encontrar infecciones persistentesde por agentes virales como el Parvovirus B19 y el virus Herpes Humano 6 y 7,  en la mucosa gástrica e intestinal de múltiples pacientes con SFC. Tal como se constata de los estudios realizados por el Dr. Marc Frémont i col. en “La detección de virus del herpes y parvovirus B19 en el gástrico y mucosa intestinal del síndrome de fatiga crónica pacientes“; como los elaborados por el Dr. Chapenko S i col “Asociación de activo Herpesvirus Humano – 6 , – 7 y parvovirus B19 Infección con los resultados clínicos en pacientes con Encefalomielitis Miálgica / fatiga crónica …

Las conclusiones de los estudios realizados por ambos autores, K. de  Meirleir y H. Butt, al encontrar altas cantidades de LPS en sangre en grupos de enfermos de EM/SFC altamente afectados por la enfermedad y que se veian obligados a estar postrados en cama, generaron la hipótesis de que estos altos índices de LPS, podrían provenir de la permeabilidad de las paredes del intestino, al estar afectadas por procesos inflamatorios constantes. Este hecho sería la causa de que muchos productos traspasaran la barrera de la pared intestinal y se extendieran por el organismo, con afectación del sistema inmunológico.

Otro factor añadido como causante es la Disbiosis intestinal.

La  Disbiosis intestinal, es una infección intestinal generada por levaduras y patógenos anaerobios, secundariamente por hongos. De esta proliferación se emanan elementos tóxicos al organismo. Una de estas sustancias es el sulfuro de hidrógeno H2S, producido por las bacterias y hongos como elemento transmisor de señales, el cual puede ser sumamente tóxico, incidiendo en el sistema inmunológico, y dañando el sistema nervioso central, entre otros órganos.

El Dr. De Meirleir describió también que dicho gas reacciona con determinados metales, los cuales se introducen en nuestro organismo por diferentes vías, siendo la más principal los alimentos y los contaminantes ambientales.

La respuesta inmuno-inflamatoria oscilante, se caracterizaría por las manifestaciones multiorgánicas que muestran, tales como hipotensión, fiebre o hipotermia, alteraciones en la pared pulmonar transitorias en forma de broncoconstricción, sensación de dolor articular tipo séptico, dolor retroesternal, cansancio, etc.

Para realizar un control en la respuesta inmuno-inflamatoria, de un modo paliativo el control nutricional de los afectados es vital, como si fueran celiacos, la eliminación de cualquier tipo de edulcorantes, determinadas formas de hidratos de carbono, lácteos y derivados, etc. ayudan a una mejoría sustancial del estado del afectado. Cada caso es peculiar en estas patologías, por lo que es necesario realizar un estudio de la sensibilización a los nutrientes, (no confundir sensibilización con alergia), para ofrecer un abanico de posibilidades nutricionales más correcta.

Esta actuación no ofrece una curación sobre las enfermedades de SSC, no nos engañemos en ello, pero mediante un habito correcto nutricional, realizado a la carta, puede permitir la recuperación del tejido intestinal y el reequilibrio de la flora, proporciona un aumento de calidad de vida, que  ya es mucho para este colectivo de pacientes, mientras se realizan investigaciones centradas en terrenos más complejos como es el de la inmunología y tratamientos con inmunodepresores.

Documentos complementarios: Sindrome del Intestino Hiperpermeable

                                                  La candidiasis intestinal

Anuncios