Etiquetas

, , , ,

Ya no se trata de teorizar sobre los conflictos de tóxicos medioambientales, se trata de ser prácticos y coherentes cambiando los hábitos de vida.

El uso y abuso de substancias potencialmente tóxicas, ha potenciado la aparición de las denominadas enfermedades medioambientales. Es una realidad que pretende esconderse por intereses económicos-industriales de las grandes multinacionales.

imagesSe han utilizado más de 172 millones de kilos de pesticidas en los últimos años, solo en Estados Unidos de América.

En España, un estudio de la universidad de Elche afirma que los últimos 25 Km del rio Segura, contiene el triple de Cadmio de lo autorizado por la OMS.

La contaminación del Ebro muestra la evidencia de disruptores endocrinos. Se han investigado alteraciones en el sistema endocrino de carpas (Cyprinus carpio) tomadas en el tramo medio-bajo del río Ebro en zonas donde predominan aportes industriales, urbanos y agrícolas, y en zonas de referencia. La determinación de vitelogenina (VTG) en plasma, detectada en 4 de los 6 machos capturados aguas abajo de la depuradora de Zaragoza confirma la existencia de efectos estrogénicos. Estos machos también presentaron índices gonadosomáticos (GSI) bajos, niveles de testosterona plasmática reducidos y alteraciones histopatológicas en gónadas, junto con unos niveles altos de alquilfenoles en bilis, lo que indica una reciente exposición a este tipo de compuestos procedentes de los vertidos efectuados por la planta depuradora. Los machos capturados en Flix. La elevada exposición a alquilfenoles, presentada por estas carpas, junto con altos niveles de Hg, PCBs y DDTs (procedentes de la industria del cloro) son responsables de las alteraciones descritas.

Declaración de Praga sobre los disruptores endocrinos

El abuso de aditivos, para aumentar el sabor y mantener los alimentos son más de 1.500, desconociéndose las consecuencias de mezclarse a bajas dosis. Existen más de 82.000 productos utilizados en el cuidado personal. Según un estudio realizado en EEUU de América, los califican de productos industriales tóxicos y cancerígenos.

Recientemente la OMS declara determinados pesticidas, altamente utilizados, como cancerígenos (glifosato, diazinón, malation, tetraclorvinfos y paratión)

Todo ello aboga por la necesidad de una medicina ambiental e investigar sobre el principio de precaución, aplicarlo e investigar el modo de desoxidación más eficaz, según las afectaciones.

images (1)La medicina ambiental se define como aquella disciplina que aboga por la prevención y cuidado del ser humano ante las reacciones adversas que producen tanto los tóxicos contenidos en el aire, alimentos y agua, así como aquellos que se producen en las propias relaciones humanas, los cuales afectan no solo al ser humano a nivel físico y psíquico, sino también al medio en que él se relaciona.

Son muchas las enfermedades que se están relacionando con el medioambiente por implicación de tóxicos, entre otras:

  • Fibromialgia
  • Encefalitis miálgica/síndrome de fatiga crónica
  • Sensibilidad química
  • Electrohipersensibilidad
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Cancer
  • Epilépsia
  • Asma
  • Linfoma no Hodgkiniano
  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de pulmón
  • Hiperactividad
  • Daños en los cromosomas y/o en el ADN

El Dr. Nicolas Olea, catedrático de la Universidad de Granada, es un gran divulgador de los conflictos que generan los tóxicos medioambientales.

Que mejor poder escuchar sus ilustres argumentaciones, para que iniciemos una reflexión de las causas y efectos de lo que pretenden negarnos.

Tóxicos cotidianos ignorados, causantes de muchas enfermedades graves

Disruptores endocrinos

Anuncios