Etiquetas

, , , ,

microbioteLa microbiota o más bien conocida Flora intestinal, es un conjunto de Bacterias que anidan habitualmente en el tracto digestivo, al igual que otras cohabitan en la piel y diversas zonas de nuestro organismo.

El hecho de que sean bacterias, no indica ni debe indicar que sean patógenas, es decir que tengan capacidad de enfermarnos, si no todo lo contrario, en este caso, son beneficiosas si se encuentran, las múltiples cepas, en un buen equilibrio y en las zonas adecuadas.

Nos son beneficiosas debido a que participan en numerosos procesos fisiológicos, como es el metabolismo de los carbohidratos; en la especialización y activación del sistema inmunitario; reguladores del crecimiento de las células intestinales; en la síntesis de vitaminas, como la K y B, etc.

También hay que destacar su relación con el tejido linfático y del inmunitario.

Durante el periodo intrauterino, el feto no tiene contacto ni presencia interna con la microbiota, se pone en contacto con la misma desde el momento del parto a partir de la flora vaginal y la irá adquiriendo progresivamente.

Dependiendo de la introducción y procreación de los microbiotas, en los niños, podemos comprometer la integridad del tracto digestivo y su permeabilidad en el futuro. Siendo dicha permeabilidad origen de otras patologias.

El estudio realizado por Carlotta de Filippo y col. “Impacto de la dieta en la conformación de la microbiota intestinal revelados por un estudio comparativo en niños de Europa y África rural”  en el que comparó la microbiota fecal entre ambas comunidades, detecto que los niños europeos contenían más ácidos grasos que fibras, mientras que niños africalos niños del áfrica, al mantener una nutrición mas rural, presentaban en sus heces un alto contenido de fibras, similares a los de los primeros asentamientos humanos, con un enriquecimiento muy significativo en Bacteroidetes y el agotamiento en Firmicutes (P <0,001), con una abundancia única de bacterias del género Prevotella y Xylanibacter. Se sabe que contienen un conjunto de genes bacterianos para la hidrólisis de celulosa y xilano, completamente carente en los niños de la Unión Europea. Este estudio al comparar las dietas rurales con la moderna occidental indica la importancia en preservar el “tesoro” de las diversidades microbianas frente al desgaste de las dietas modernas.

La microbiota y nuestro sistema inmunológico.

Existe un mayor número de células inmunológicas en el tracto digestivo, en comparación a otras partes de nuestro cuerpo. Este hecho tiene sentido, al ser una puerta abierta al exterior y de fácil contaminación. Es por este sentido que existe una vinculación de simbiosis entre las células inmunes y las bacterias del tracto digestivo para que puedan desarrollarse con normalidad y mantener un equilibrio. 

Mouse_neurons_gut_bacteriaEstudios de laboratorio mediante ratones criados en zonas estériles y libres de gérmenes, han demostrado que no tienen capacidad de desarrollar un sistema inmunológico correcto, manifestando  problemas con determinadas células de inmunidad intestinales en especial la T-regs, que sabemos que no se desarrollan correctamente en ratones libres de gérmenes y las células T-helper que modifican la forma de funcionar en el sistema inmunológico.

El conflicto digestivo es una causa o un efecto en las SSC.

En las enfermedades de SSC, como en otras relacionadas con procesos inmunes y/o inflamatorios, no se contempla aún, academicamente por la mayoría de los galenos, la vinculación con el conflicto que representa la microbiota.

El desequilibrio ó Disbiosis intestinal.

Entendemos por disbiosis intestinal el desequilibrio de la microflora intestinal, tanto en su actividad metabólica como en su distribución a lo largo del intestino.

Las causas de este desequilibrio pueden ser múltiples y asociadas.

  •  Los trastornos  dietéticos (alto consumo de proteínas de origen animal, de azúcares simples, etc.) y falta de nutrientes.
  •  Dieta “basura” con Exceso de azúcar o carbohidratos refinados (alimentos como el pan, pasta, bollería e incluso miel) son el alimento principal de los microorganismos patógenos que invaden el intestino ”débil”. A parte de alimentarlos directamente, los azúcares y harinas refinadas aumentan los niveles de glucosa en la sangre, a través de la cual, también podemos alimentarlos.
  • Estrés
  • Fármacos
  • Tóxicos medioambientales (plaguicidas, insecticidas etc.)
  • Productos de higiene inadecuados
  • Aguas tratadas con Cloro y/o flúor
  • Embarazo, (durante este etapa los niveles de progesterona aumentan, induciendo a las glándulas endometriales a producir glucógeno, lo cual favorece el crecimiento de las cándidas vaginales). Por otro lado, unos niveles altos de progesterona pueden provocar resistencia a la insulina, causando un exceso de glucosa en la sangre y favoreciendo el crecimiento de las cándidas.
  • ü  etc., etc. 

Un funcionamiento inadecuado del sistema entero-hepático (intestino-hígado) da lugar a que las sustancias nocivas del intestino pasen a la sangre y que se acumulen en el cuerpo. En función de la persona, de su genética y estilos de vida se pueden producir diversas patologías como trastornos en la piel, en las articulaciones, trastornos menstruales, manifestaciones multiorgánicas etc.

Los síntomas que nos indican la presencia de una disbiosis a nivel intestinal son muy reconocidos por los afectados de SSC:

ü  Flatulencia.

ü  Lengua blanca.

ü  Intolerancias alimentarias.

ü  Estreñimiento, diarrea.( síndrome del intestino irritable SII)

ü  Picor en las mucosas (ojos, nariz, ano).

ü  Nerviosismo.

ü  Irritaciones cutáneas.

ü  Reacciones alérgicas.

ü  Articulaciones dolorosas (sin causa que las justifiquen).

ü  Pérdida de memoria.

ü  Dolor de cabeza, migrañas.

ü  Infecciones de las mucosas.

ü  Trastornos de la vista.

ü  Dificultades de dormir o bajón anímico brúsco.

ü  Intolerancias para sustancias químicas.

ü  Cansancio fuerte o crónico.

ü  Agujetas o debilidades musculares de tipo repetido.

ü  En hombres: Inflamaciones de próstata o de vejiga repetidas, Impotencia y/o eyaculaciones dolorosas.

ü  En mujeres: secreción vaginal, pérdida de la líbido, dolor en las relaciones sexuales, picor en labios vaginales, infecciones repetidas de vejiga, ganas de orinar y tenesmo vesical, síndrome premenstrual, calambres abdomen inferior.

ü  Intolerancia alimentaria

ü  Síndrome celiaco

ü  Enfermedad de Crohn

ü  Candidiasis intestinal

ü  Candidiasis vaginal

El número de síntomas que se manifiesten y su intensidad pueden ir en relación al grado de disbiosis intestinal que se padezca.

No es de extrañas que exista una correlación de esta patología, por afectación inmuno-inflamatoria con determinadas afectaciones reumatológicas, como pueden ser la artritis reumatoide, dermatitis atópicas, enfermedades autoinmunes, artrosis etc.

EA (10)Existen muchos casos de manifestaciones álgicas en extremidades (manos, pies), columna, sobre todo sacro-lumbar, en la zona sacro-iliaca,  ciatálgia, etc.  Algias que no se pueden justificar más que por la clínica de quien la sufre, puesto que el paciente muestra una radiología y movilidad normal sin compromiso articular ni cartilaginoso.  Este hecho ocurre en muchos casos iniciales de pacientes que posteriormente son diagnosticados de alguna de las enfermedades de SSC.

Un tratamiento dietético correcto que reequilibre el tracto digestivo y restablecer la flora intestinal, hacé que disminuya las molestias y el dolor, sobre todo si aún no existe una degeneración articular muy avanzada. Esta mejora acompañada de una depuración de tóxicos suele ser de gran alivio mejorando, considerablemente, la calidad de vida.

Las consecuencias son múltiples, pero recalcar que se asocia con dermatitis atópica y enfermedades autoinmunes; una permeabilidad aumentada, constituye un factor importante en la patogenia de la espondilitis anquilosante y la artritis reumatoide.

Es destacable también que los dolores por artrosis de las articulaciones de miembros inferiores (cadera, rodilla, tobillo) tienen un origen en la mayoría de las ocasiones en un intestino alterado, y el tratamiento dietético disminuye o puede hacer desaparecer el dolor, si la degeneración no está muy avanzada; lo más característico es el dolor por condromalacia rotuliana, que tiene una mejoría espectacular.

Asimismo, podemos encontrar como dolor referido de la Disbiosis Intestinal: dolor en las articulaciones sacroiliacas; o dolor lumbar; o tendinopatía de los adductores (intestino delgado); o tendinopatía del Tensor Fascia Lata (colon); o algunas ciatalgias y/o cruralgias; o dolores menstruales; o espasmo del piramidal, los cuales pueden pasar desapercibidos al no encontrar una relación de causa-efecto.

 

About these ads