Etiquetas

, ,

He estado leyendo detenidamente la proposición de ley sobre las SSQM, antes de lanzar aplausos al aire, puesto que el tema es muy serio y es mucho lo que se juegan los afectados de las enfermedades de Sensibilización Central SSC, ante las reformas tanto sanitarias como laborales.

congreso de los diputadosPor este motivo preferi reflexionar detenidamente, antes de aplaudir, la citada proposición de Ley sobre la síndrome de sensibilidad química.

Enlace para informarse sobre lo que se transcribe en el “Diario de sesiones del congreso de los diputados nº 592“en las paginas de 12 a 14.

Quiero clarificar que mi valoración, realizada desde el punto de vista profesional y conocedor del tema, y no se ha visto influenciada por ningún criterio partidista ni político, solo lo he desmenuzado, bajo un criterio de análisis y valoración.

Realmente no es para alegrarse, es una nueva oportunidad perdida

La conclusión es que realmente, no es para lanzar cohetes ni alegrarse mucho, lo más grave es que nos han manipulado una vez más. Deberíamos denunciar a la comunidad europea al gobierno español no solo por la no aplicación del CIE 10, aunque no sea una panacea, sino que tampoco  se contempla el CIE 9 referente a las enfermedades de sensibilización central. Lo que implica no solo un trato discriminatorio sino también las consecuencias derivadas del no reconocimiento de dichas enfermedades, tanto en el ámbito laboral como sanitario y de prestación de ayudas sociales.

Realmente, lo que se puede extraer del texto es que és una cortina de humo publicitaria mas que en una entrada de fondo en el tema de la problemática real de la SSQM y las consecuencias sociales, laborales y medioambientales no reconocidas, sin entrar a valorar temas técnicos, como pueden ser los ámbitos competenciales de las distintas comunidades autónomas referente a sanidad.

Tal vez esperábamos que el gobierno, independientemente de las calificaciones internacionales ya existentes, aplicara un plan de abordaje y ayuda hacia los afectados, un reconocimiento de dicha enfermedad que favoreciera tanto a unas directrices hacia el estudio de las mismas como aportes academicistas en el ámbito de formación de profesionales de la salud así como directrices de control medioambiental, industrial y de protección social hacia los afectados frente a las reformas sanitarias y laborales.

Solo se digna a enunciar una voluntad sobre la aplicación de la CIE correspondiente a dicha patologia y que ya debería haberse aplicado en su momento, repito, según directrices de la OMS.

Realmente no es para alegrarse ni aplaudir una obligación que ya deberían haber realizado los distintos gobiernos de nuestro país.

Gato_por_liebreLamentablemente, nos han vuelto a dar gato por liebre.

Anuncios